Inicio > Temas > Mayores y Dependencia > Servicio de proximidad

Servicio de proximidad

Centros de Día

Este recurso social es el mejor marco para la práctica terapéutica con las personas potencialmente usuarias y para el apoyo a las familias cuidadoras, promoviendo la máxima que orienta todas las políticas sociales actuales en este sector, la del mantenimiento de las personas mayores en su contorno.

La comunidad profesional en el campo de la gerontología evidencia la imperiosa necesidad de la implantación de un recurso cuantitativa y cualitativamente inexistente en la realidad Gallega: los Centros de Día para personas mayores con dependencia o en grave riesgo de padecerla.

Nuestra realidad sociodemográfica los llevan a dibujar un marco de atención centrado, aunque no en exclusividad, en medio rural gallego, donde la prevalencia de personas mayores es más te sobresalí y la inexistencia de recursos especializados notoria.

Los Centros de Día se definen como centros gerontológicos socio-terapeúticos y de apoyo a las familias que durante el día prestan atención terapéutica integral y plural a las personas mayores con dependencia o en grave riesgo de padecerla, promoviendo su autonomía personal, la actividad relacional y la permanencia en el contorno habitual.

Solicitud de ingreso en plazas residenciales para personas con autonomía

Hogares residenciales

Las especiales necesidades de las personas mayores que padecen algún tipo de dependencia hacen que, en muchas ocasiones, la permanencia en su domicilio familiar con una calidad de atención excelente no sea factible. Por eso es por lo que es urgente habilitar equipaciones para la estancia contínua y permanente de las personas que precisan de ellos.

Dentro de esta tipología de centros y tal como se establece en la recementemente publicada Orden del 13 de Abril de 2007, los hogares residenciales son equipaciones con un máximo de 24 plazas que proporcionan con carácter permanente una atención integral en un ambiente personalizado a los mayores que en el momento de su ingreso presentan una situación de dependencia leve o moderada.

Por las suas dimensiones y capacidad estas equipaciones se enmarcan dentro de la red de servicios sociales como recursos de cercanías, puesto que los potenciales usuarios permanecen en un entorno cercano al propio

Viviendas tuteladas

Este sistema de alojamiento pretende potenciar la autonomía y privacidad de los usuarios garantizándoles al incluso tiempo a seguridad y seguemento periódico de su situación.

Uno de los objetivos fundamentales de las actuaciones del Consorcio se centra en la atención integral a las personas que se encuentran en situación de dependencia y, además, la aquellas que potencialmente se pueden encontrar en serio riesgo de padecerla.

Este recurso está dirigido a personas con un alto grado de independencia. Según la Orden del 18 de Abril de 1996, los apartamentos tutelados se definen como viviendas independientes, agrupadas para la prestación en común de servicios colectivos, y con capacidad para albergar a una o la dos personas con un alto grado de autovalemento.

Almorzar en la casa  

Para facilitar la permanencia de las personas mayores con algún tipo de dependencia en su propio domicilio, se ponen la disposición de las mismas la comida sobre ruedas, un recurso que amplía el servicio de ayuda domiciliaria y permite garantír un control dietético idóneo adaptado las necesidades y al estado nutricional de las personas usuarias.

 

Plazas residenciales

El Consorcio Gallego de Servicios de Igualdad y Bienestar amplía sus plazas de estancia continuada de los hogares residenciales con plazas en centros con más capacidad y con un ámbito de actuación comarcal, con el fin de cubrir la demanda de aquellas personas que por causas físicas, cognitivas, sociales y/o familiares no pueden permanecer en su domicilio habitual.