Objetivos

El objetivo central en la actuación de la Consellería de Política Social en esta materia es el idóneo desarrollo personal y la integración familiar y social de los niños, niñas y adolescentes. Las medidas de prevención deben aplicarse desde un enfoque universal dirigidas a todos los menores, presenten o no problemáticas específicas, aunque con una intensidad diferente.

Por lo tanto, en la atención a la infancia y adolescencia tienen carácter prioritario las actuaciones dirigidas a prevenir posibles situaciones de desprotección o conflicto social en las que se puedan encontrar, cobrando especial importancia a detección tempranera. Una vez que se detecta que un niño o niña puede estar en situación de desprotección, se presta una atención individualizada e integral que tiene en cuenta las necesidades y características de este niño o niña y de su familia, con el objetivo de restituir las condiciones idóneas para la permanencia en el seno familiar.
 
Cuando la familia de origen no existe o no es posible a reintegración, la prioridad pasa por buscar una familia alternativa, bajo la figura de la adopción o del acogimiento, o bien la incorporación a un centro donde se le presta una atención idónea.

Todas las actuaciones que se lleven a cabo en relación con la infancia y adolescencia deben atender en todo momento al superior interés del menor sobre cualquiera otro interés, por legítimo que este fuera.

Otros principios rectores que deben regir las actuaciones en esta materia son:
 

  • La promoción, respeto y defensa de los derechos individuales y colectivos de los niños, niñas y adolescentes.
  • La integración socio-familiar de los niños, niñas y adolescentes, garantizando, siempre que sea posible, la permanencia en su ambiente familiar y contorno comunitario.
  • El fomento de la solidaridad y la sensibilidad social ante las dificultáis que afecten a la infancia y adolescencia, con el objeto de prevenir la marginación, y lo maltrato, e impulsar el papel de la sociedad civil en defensa de los derechos y libertades de los menores.
  • El carácter educativo y socializador de todas las medidas y actuaciones que se adopten en relación con los niños, niñas y adolescentes.
  • La confidencialidad y reserva en relación con todas las actuaciones que se lleven a cabo en interés y defensa de las personas menores de edad.
  • La agilidad en la toma de decisiones en las actuaciones que afecten al niños, niñas y adolescentes
  • La cooperación, colaboración y la coordinación de actuaciones con todo tipo de organismos e instituciones, públicas o personales.