Inicio > Consellería > Noticias > Noticia

Noticia

Compartir

Más de 2.800 familias con dificultades económicas acceden a la tarjeta básica en su primer mes de implantación

Esta cantidad de tarjetas otorgadas supone casi dos millones de euros en ayudas para los próximos tres meses que beneficiarán a unas 6.000 personas

El 40% de las tarjetas concedidas hasta el momento se dirigen a familias de tres o más miembros

La tarjeta tiene una duración inicial de tres meses y su cuantía oscila, en función de la composición familiar, entre los 450 y los 900 euros trimestrales
 

Santiago de Compostela, 1 de agosto de 2020.- Un total de 2.846 hogares gallegos con dificultades económicas accedieron este mes a la Tarjeta básica para la compra de alimentos, productos de higiene y de farmacia que el Gobierno gallego puso en marcha en colaboración con Cruz Roja. Esto supone que, cuando se cumple el primer mes de implantación de esta medida, la Xunta tiene otorgadas ayudas para los próximos tres meses por valor de casi dos millones de euros.

La tarjeta tiene una duración inicial de tres meses y se recarga automáticamente mes a mes. Su cuantía oscila entre los 450 y los 900 euros trimestrales, en función del número de miembros de la unidad familiar. Hasta el momento, el 40% de las tarjetas concedidas se dirigen a familias de tres o más personas —con 300 euros mensuales—. Un 35% de las tarjetas se destinan a familias de una única persona —de 150 euros al— mes y el 25% restante se corresponden con las otorgadas la familias de dos personas —con 200 euros de saldo cada mes—. En función de estos criterios de composición familiar, las cerca de 2.900 tarjetas básicas concedidas benefician ya a un mínimo de 6000 personas.

Esta iniciativa se encuadra en el Plan de recuperación social de Galicia aprobado con el fin de atender a las necesidades más urgentes surgidas a consecuencia de la covid-19. Las tarjetas pueden solicitarse en las sedes comarcales de Cruz Roja o a través de los servicios sociales de los ayuntamientos por medio de un trámite sencillo; y el tiempo medio de espera para recibirla es de tres días. Se trata de que las gallegas y gallegos con dificultades puedan hacer uso de la tarjeta en el menor tiempo posible y recuperarse así de las consecuencias económicas generadas por la emergencia sanitaria de la covid-19.

Una de las principales características de esta tarjeta es que no estigmatiza a las personas que reciben ayudas sociales, ya que permite a las personas con bajos ingresos que están atravesando dificultades económicas beneficiarse de esta ayuda de manera anónima.