Inicio > Consellería > Noticias > Noticia

Noticia

La Xunta autoriza la construcción del nuevo Centro de atención a las personas con discapacidad de Ourense por más de 8 millones de euros y que contará con 110 plazas públicas

Rueda destaca que esta instalación incrementará en un 35% el número de plazas públicas de atención a la discapacidad de la ciudad, al pasar de 316 a 426

Avanza que la previsión es que las obras del CAPD puedan comenzar en el primer cuatrimestre de 2020, con una duración de 18 meses

Santiago de Compostela, 19 de septiembre de 2019.- El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, anunció hoy la autorización de la Xunta al contrato de construcción del nuevo Centro de atención a las personas con discapacidad (CAPD) de Ourense, por un importe total de más de 8 millones de euros y que contará con 110 plazas públicas.

Lo hizo durante la rueda de prensa del Consello, en la que especificó que este equipamiento incrementará en un 35% el número de plazas públicas de atención a la discapacidad que se ofrecen en la ciudad, al pasar de 316 a 426.

En esta línea, Rueda destacó que el Gobierno gallego lleva ya varios meses trabajo en un centro que esté la altura de las expectativas y de las necesidades de las personas con discapacidad de la provincia ourensana. Así, para dar respuesta a sus demandas, se cambió la ubicación de la instalación, desde Mariñamansa hasta Barrocás; y con el mismo objetivo se incrementó su tamaño hasta las 110 plazas con las que va a contar, de las que 80 serán de residencia y 30 de centro de día.

El siguiente paso, según explicó el vicepresidente de la Xunta, será remitir al Diario Oficial de la Unión Europea la licitación, tal y como debe hacerse con los contratos de esta envergadura. Posteriormente, se analizarán todas las ofertas que se presenten y se completarán todos los trámites para que se pueda comenzar a construir.

La previsión de la Xunta, avanzó, es que las obras del CAPD de la ciudad de As Burgas puedan comenzar en el primer cuatrimestre de 2020, con una duración de 18 meses.

Asimismo, Rueda subrayó que se trata de un centro “al nivel de lo que merece la ciudad y de lo que necesitan las personas con discapacidad” de la urbe, de su comarca y del conjunto de la provincia. Esta inversión a lo que hoy se le dio luz verde, concluyó, supondrá “un salto cuantitativo y cualitativo” para sus usuarios.